Olas Marketing | La “repromaster”
17155
post-template-default,single,single-post,postid-17155,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

La “repromaster”

30 Jun La “repromaster”

Palabra curiosa, compuesta de dos partes “repro” y “master”.

¿Qué es esto y qué utilidad tenía en los estudios de diseño de las Agencias?

Con esta práctica máquina los diseñadores gráficos podían ampliar y reducir los diferentes elementos que les hacían falta para hacer los originales y artes finales de cada trabajo. Tanto los textos como lás imagenes, fotos y gráficos. Es decir reproducir los master.

¿Como se hacía? era muy sencillo. Se colocaba la pieza a ampliar o reducir en la parte inferior de la máquina, entre el cristal y la base. A continuacón se hacía “el vacio” para que quedara bien adherido al cristal. Posteriormente con unas ruedas en ambos extremos de la máquina, girabas para ampliar/reducir y conseguir foco.  En la bandeja superior se colocaba el material fotográfico (negativo). Una vez puesto le asignabas tiempo de exposición. Básicamente igual al de una cámara de fotos. El procedimiento era muy parecido. Se trabajaba en un cuarto oscuro con luz roja, para evitar que se velara el material. Una vez hecha la exposición se pasaba al proceso de revelado y acabado. Colocando el negativo y el positivo en una cubeta con los líqidos reveladores, pasados unos minutos quedaba la imagen ampliada o reducida sobre el papel positivo, listo para trabajar con él. Ya le podía dar la luz. Salimos del cuarto oscuro y a montar nuestro Original…

Recuerdo que teníamos diferentes accesorios para realizar este proceso y empleábamos uno u otro en función de las necesidades del mismo, ¿quién no se acuerda de las “tramas”?

Bien, pues antes de la llegada de los equipos informáticos los procesos eran todos manuales: los bocetos, artes finales, ilustraciones, retoques, etc, todo se hacía artesanalmente con las herramientas con las que contábamos.

La “repromaster” era una de ellas y yo personalmente aprendí a utilizarla de la mano de grandes profesionales que en aquella época trabajaban en la Agencia. Muchas gracias a todos ellos. Paco, Mariano y Luis.

Espero que os haya parecido curioso, si queréis más información, no dudéis en contactar conmigo.

Hasta pronto amigos.

 

 

Tags:
No Comments

Post A Comment